Empoderamiento femenino Entrevistas Reportajes

“Si una mujer tiene que alimentar a sus seres queridos, sacará uñas y dientes para salir hacia delante”

María Jesús Hervás, Sheila Quesada y Damaris Pérez en las instalaciones de Camposeven / Noelia Sánchez, O.M

Tras su larga experiencia en el tratamiento de alimentos hortofrutícolas, la responsable de almacén; María Jesús Hervás, la coordinadora de almacén; Sheila Quesada, y la jefa de línea; Damaris Pérez, nos explican cómo logran compaginar su vida personal y laboral.

¿Por qué decidió incorporarse a la industria frutícola?

María Jesús: Desconocía lo que era trabajar en este sector, pero decidí venir desde Jaén a buscar trabajo y Camposeven me ofreció un buen contrato, por lo que decidí quedarme y a medida que pasaban los días, me iba gustando más lo que hacía. Ya han pasado trece años y he ido creciendo profesionalmente hasta llegar a mi puesto actual, como responsable de almacén.

Damaris: Yo soy Cubana y decidí venir a España en busca de un empleo con el que poder subsistir. Durante los primeros años de mi estancia aquí, estuve trabajando en varias tiendas de ropa, y un día me brindaron la oportunidad de hacer una entrevista de trabajo en Camposeven. Me aceptaron, y como me gustó el ambiente laboral, decidí quedarme a trabajar.

De haber tenido otras alternativas, ¿a qué le hubiese gustado dedicarse?

Damaris: Yo estudié educación infantil en la Habana, pero cuando vine a España no podía homologar mi titulación. Aunque orienté mis estudios académicos a ser maestra, mi trabajo diario me hace sumamente feliz porque mis compañeros hacen que el ambiente laboral sea muy agradable.

¿Tienes hijos? ¿Alguien la ayude cuando por asuntos laborales usted no puede ocuparse de ellos?

Sheila: Sí, dos niñas de cuatro y dos años. A veces es muy difícil compaginarlo todo, pero afortunadamente yo tengo la suerte de que mi marido no trabaja por las tardes y puede quedarse con mis hijas. Me encantaría dedicar más tiempo a estar con ellas porque creo que me estoy perdiendo algunos momentos de su infancia, pero no puedo hacer otra cosa.

En caso de que enferme o alguno de sus familiares la necesite, y no pueda asistir a su puesto de trabajo, ¿qué ocurre?

Sheila: No hay ningún problema por parte de la empresa a que asistamos a nuestras familias. Los gerentes siempre están dispuestos a ayudarnos con cualquier cosa que necesitemos.

¿Cuánto dura su jornada laboral?

Damaris: Trabajamos durante ocho horas al día.

Ustedes pasan mucho tiempo de pie, ¿cómo logran aguantar tanto tiempo trabajando?

Sheila: Nuestro cuerpo ya se ha acostumbrado. Es cierto que son muchas horas y puede ser agotador, pero como también contamos con muchos años de experiencia haciéndolo, no nos cansamos con tanta facilidad.

¿Por qué cree que la manipulación de frutas es uno de los trabajos más ocupados por mujeres en España?

María Jesús: Las mujeres somos fuertes y no nos da miedo trabajar de nada. Creo que cuando una mujer tiene un objetivo claro, como es llevar dinero a casa, hace cualquier cosa por conseguirlo y además lo hace con mucha dedicación. 

En el 2020 fue publicado un estudio del Ministerio de Hacienda donde se exponía que entre hombres y mujeres, trabajadores en la agricultura, había una brecha salarial de 15.000 euros al año, ¿a qué cree que se debe?

Damaris: En Camposeven no existe diferenciación salarial entre los trabajadores de distinto sexo. A veces nos imponen el prejuicio social de que las mujeres somos más débiles a nivel físico que los hombres y no es así, somos más fuertes a nivel mental. Si una mujer tiene que alimentar a sus seres queridos, sacará uñas y dientes para salir a delante. Yo creo que por ese estigma a las mujeres se nos paga menos, aunque sean capaces de realizar las mismas tareas de campo como cualquier compañero.

¿Cómo creéis que podría solucionarse ese problema?

Sheila: El Gobierno debería establecer medidas con las que equilibrar los salarios, que haya equidad e igualdad de oportunidades.

¿Qué les diría a las jóvenes que están decidiendo el rumbo de su vida laboral? 

María Jesús: Les recomendaría que luchasen por cumplir sus sueños y ser lo que quieran, sin mirar ni compararse con nadie.

Damaris: Les diría que se formen, que no se rindan. Por muchas veces que se caigan, deben volver a ponerse en pie y continuar.

Sheila: Creo que les aconsejaría que estudiasen y que nunca dejasen de aprender.

Socialmente, ¿creen que nos discriminan por ser mujeres?

María Jesús: Sí, por desgracia. Es algo que debería cambiar, pero siempre va a existir gente que quiera pisotearte o estar por encima de ti por muy bien que hagas tu trabajo.

Damaris: Por supuesto, es vergonzoso que todavía haya gente que tenga que vivir esa marginación por su condición de mujer.

Puede consultar la Política de Privacidad. Este sitio web de la hace uso de las cookies, si continúa navegando, está aceptándolas.    Más información
Privacidad